Publicado: 28 de Febrero de 2017

Cómo instalar una lavadora? Parece que puede resultar algo complicado porque no estamos acostumbrados a la instalación, pero cualquier persona lo podría realizar sin ningún tipo de dificultad. Con unas sencillas indicaciones, os lo vamos a explicar para que puedan hacerlo sin necesidad de tener que llamar a un instalador para realizar la puesta en marcha.

Con poco más de media hora, podremos tener en funcionamiento nuestro aparato y seremos unos expertos en instalar una lavadora.


Pasos para la instalación:


Tornillos lavadoraCuando tengamos la lavadora en casa, lo primero es quitar la antigua (si es que la tenemos). Recordad que siempre hay que cortar el agua antes instalar una lavadora.


Retirar los tornillos del transporte

Todas las lavadoras llevan en la parte trasera 4 tornillos grandes como medida de sujeción para que no se dañe el tambor. Habría que retirarlos con un destornillador o llave inglesa y taparlos con unos tapones de plástico que encontrarás en la caja de tu lavadora.


Conectarla a la luz y al agua

instalar una lavadoraLas lavadoras se suministran con mangueras de PVC para conectar la entrada de agua en la parte posterior de la lavadora a válvulas especiales en miniaturas conectadas a las tuberías de la casa.

Las mangueras se identifican por color – rojo para lo caliente, azul para lo frío. Nota: sin embargo, algunas nuevas lavadoras necesitan una entrada de agua fría.


Normalmente, un extremo del tubo de entrada de agua se enrosca en un grifo fileteado (como el que aparece en la imagen) y el otro en la toma A de la lavadora.


Conviene tener cerca un lavabo o bañera en el que apoyar el tubo de descarga de agua.


Debe estar en suelo plano

Asegurarse de que la lavadora está nivelada. Tiene unas patas regulables que sirven para que se adapte y tenga la máxima estabilidad. En caso de tener desnivel, podría sufrir daños internos a la hora del centrifugado, ya que se movería de manera continuada.


Realizar una puesta en marcha

Hay que realizar una primera puesta en marcha, cuando se ha comprobado que todo esté bien puesto, con un lavado sin detergente y con el tambor vacío. Sirve para comprobar que los mecanismos electrónicos de la lavadora funcionan correctamente.


No instale, guarde ni utilice la lavadora donde esté expuesta a la intemperie o en temperaturas por debajo de (0°C). El agua que queda en la lavadora después del uso puede causar daños en temperaturas bajas.