• Ampliacion de garantia de Balay
    Ampliacion de garantia de Balay
    22 de Agosto de 2017

    Disfruta de tus electrodomésticos con total tranquilidad

    Balay te ofrece la oportunidad de ampliar la garantía original de tus electrodomésticos de 2 a 5 años.

    Ventajas

    • Calidad del Servicio Técnico Oficial Balay, garantizada por profesionales cualificados.
    • No asumirás los gastos de desplazamiento, reparaciones, piezas y mano de obra en las averías incluidas en la garantía.
    • POR SOLO 69.99€
  • 10 Consejos para planchar tu ropa fácilmente.
    10 Consejos para planchar tu ropa fácilmente.
    14 de Junio de 2017
    1. Utiliza una tabla de planchar ya que es recomendable utilizar una superficie plana. Existen muchos modelos, pero hasta la tabla más básica te dará esa superficie que necesitas para un planchado perfecto. Solo tienes que regularla a la altura que consideres cómoda y ya podrás comenzar.
    2. ¡Un consejo de oro! Plancha la ropa del revés, para conservar su color y su tejido, así se mantendrá mucho más tiempo como nueva.
    3. Para facilitar el planchado, sírvete del vapor de la plancha o de un rociador de agua, conseguirás que las arrugas sean mucho más fáciles de planchar.
    4. Al planchar una camisa, comienza por los puños, luego las mangas y el cuello. Finalmente plancha la espalda y la parte frontal.
    5. Los pantalones y las faldas se planchan primero por el reverso, después por la parte frontal. ¡¡Cuidado con los pliegues y dobleces!!
    6. Las prendas de algodón se planchan mejor humedecidas.
    7. Para la ropa de lana aplica algo de vapor y plancha las prendas al revés sin presionar demasiado.
    8. La ropa de seda requiere de baja temperatura y cierta humedad para que el resultado sea perfecto sin estropear el tejido.
    9. Para eliminar la marca de la bastilla (o doblez que sirve para disimular el borde o corte final de una prenda), coloca debajo de la prenda un trozo de papel de aluminio, luego encima extiende un trapo impregnado en amoníaco diluído en agua y procede a planchar.
    10. ¡¡Ahorra energía!! Procura planchar todo el cerro de la ropa para no enchufar la plancha varias veces al día.Con estos 10 consejos para planchar tu ropa, ahora la tarea de planchar es mucho más fácil y divertida. Puedes encontrar una gran variedad de planchas en nuestra página web www.donelectrodomesticos.es
  • ¿Cómo funcionan nuestros colchones iON Protect SILVER by Sensofarma?
    ¿Cómo funcionan nuestros colchones iON Protect SILVER by Sensofarma?
    14 de Junio de 2017

    Fundamentos químicos y físicos:

    Los átomos son la unidad más pequeña de cualquier materia y tienen carga neutra. Los átomos cargados eléctricamente se llaman iones. Los iones cargados positivamente se conocen como cationes y los cargados negativamente se conocen como aniones, ambos muestran fuerte tendencia a enlazarse entre sí. Por ejemplo: cloruro de sodio (NaCi).
    El cloruro de sodio es un compuesto iónico con carga neutra, formado por un catión de sodio (carga positiva) y un anión de cloruro (carga negativa).
    La función de ION Protec by Sensofarma in Balance se basa en un enlace iónico transmitiendo sus propiedades al cuerpo humano, siendo ION Protec by Sensofarma de carga negativa.

    Fondo médico-fisiológico:
    El hombre está compuesto de materia, por ejemplo de células, pero también propaga ondas, es decir, radiaciones electromagnéticas diferentes para cada órgano. Estas oscilaciones individuales comunican entre sí y forman un patrón de frecuencia sin falta, semejante a una huella dactilar individual. Pueden ser superpuestas de forma positiva o negativa por otros patrones de frecuencia.
    Debido a su composición, el hombre tiene “carga positiva”. Muchas enfermedades y daños -aunque no todos- también se basan en una carga positiva.

  • Consejos para comprar una secadora
    Consejos para comprar una secadora
    28 de Febrero de 2017

    ¿Qué secadora comprar?

    Es la pregunta que se hacen muchos clientes a la hora de comprar este tipo de electrodoméstico, y es que en los últimos años, se han visto incrementadas las ventas debido a la comodidad de secar la ropa más rápidamente. Es cierto que hoy día, es un artículo muy práctico, debido al poco tiempo que disponemos para realizar este tipo de tareas.

    Además, hay que tener en cuenta que las poblaciones con un clima húmedo, tarda en secarse mucho la ropa, y suele terminar encima de radiadores o llenando la casa de tendederos, llegando a ocasionar un verdadero estorbo.

    Una de las ventajas de la secadora es el hecho de lavar y secar la ropa el mismo día, ahorrando un tiempo considerable, ya que no haría falta tender la ropa y recogerla, si no sacar de la lavadora y meterla directamente a la secadora, pasando a planchar o al cajón.

    En cuanto al consumo energético, decir que es un añadido para nuestro bolsillo que hará aumentar el gasto en el hogar. En familias de cuatro personas, podría llegar a utilizarse unas cuatro veces a la semana, aunque eso tendría solución con algún consejo que veremos más adelante..

    Tipos de secadora

    Las secadoras se dividen en dos grupos generales, dependiendo de la forma en la que eliminen la humedad de la ropa.

    Secadoras evacuación: Este tipo de secadoras son las más económicas. El funcionamiento sería realizando el centrifugado de la ropa a la vez que genera aire caliente para secarla. Acto seguido, el aire se evacuará por medio de un tubo que sale al exterior a través de la ventana o un agujero en la pared. La evacuación puede ser mecánica o electrónica; la mecánica lleva un temporizador para seleccionar el tiempo que durará el proceso, mientras que la electrónica presenta una serie de opciones, y dependiendo de la que escojamos (por ejemplo, “colada para planchar”) el proceso durará más o menos, y la temperatura será más o menos alta.

    Unas muy recomendables son las electrónicas, ya que gastan menos energía y son más sencillas y cómodas de manejar, aunque son más caras.

    Secadoras por condensación: El mecanismo de estas secadoras sería mediante la evaporación de la humedad de la ropa y después se condense, recogiéndola en un depósito. No sería necesario ningún tubo exterior, ya que no genera aire húmedo para expulsar. Pueden llegar a costar el doble que las de evacuación.

    Con este sistema se da la gran ventaja de que puedes poner la secadora donde quieras, ya que no expulsa ningún tipo de aire caliente ni olores que puedan ocasionarte molestias.

    Recomendación: las secadoras de evacuación serían más baratas y funcionarían igual, llegando a gastar menos energía. Siempre y cuando se mire una buena marca con garantías.

    Por otra parte, existen las lavadoras-secadoras, que ahorran energía y espacio, aunque son más caras. Los fabricantes no suelen recomendar estos modelos, ya que para el tema de reparaciones, es bastante complicado encontrar las piezas.

    Las nuevas secadoras de condensación usan una tecnología de bomba de calor. Estos modelos son algo más caros que las secadoras tradicionales, pero según los fabricantes, estos electrodomésticos consumen hasta un 50% menos de energía que las secadoras de condensación clásicas de clase A. El nivel de ruido que emiten es mejor que en otras secadoras. Los equipos con bomba de calor consumieron algo menos de la mitad en cada programa: 2 kWh frente a 4,3 kWh en caso del programa de algodón. Esta cuestión resulta especialmente interesante en este momento, ya que nos puede ayudar a ahorran en la factura eléctrica que nos llega a casa cada mes.

    Consejos

    Conviene colocar la secadora cerca de la lavadora, y a ser posible, con la apertura al contrario para realizar de forma más cómoda el traspaso de la ropa al mismo tiempo, o bien, una encima de la otra.

    Hay que intentar buscar electrodomésticos con la clasificación energética A++ o A+++, que consume menos.

    Cuanta más ropa introduzcamos, más arrugada saldrá, por lo que si vamos a planchar, sería bueno sacarla cuando esté un poco húmeda.

    Si separamos las prendas dependiendo de su peso, le sacaremos más rendimiento. Y lo mejor es sacar la ropa nada más terminar el proceso para evitar que se generen arrugas difíciles de quitar.

  • ¿Cuánta ropa cabe en mi lavadora?
    ¿Cuánta ropa cabe en mi lavadora?
    28 de Febrero de 2017

    Seguro que más de una vez han salido restos o manchas blancas en tu colada recién sacada de la lavadora, y podemos llegar a pensar que quizá hayamos puesto demasiado detergente… ¡Error! Esto no necesariamente es así. A pesar de la evidencia, seguramente hayamos puesto una carga inadecuada en la lavadora respecto a su capacidad. Te vamos a contar cómo calcular la capacidad de tu lavadora.

    Cuanta más ropa metemos dentro del tambor, menos espacio quedará para que el detergente se disuelva en el agua y, en consecuencia, más posibilidades de que nuestras prendas se ensucien o se queden manchadas. Además, tenemos que sumar la mala utilización del detergente y el grado de dureza del agua en nuestras máquinas, ya que no tenemos mucho en cuenta ese detalle, con la consecuencia directa de una perdida mayoritaria de la vida útil de nuestra lavadora.

    Suele ser uno de los errores más frecuentes no calcular la capacidad y llenar la lavadora hasta arriba, sobre todo entre aquellos que son principiantes, o tienen poco tiempo para realizar las tareas de casa. Sin embargo, en la actualidad, las lavadoras modernas son más eficientes y utilizan menos agua. Tenemos que tener en cuenta que poner demasiada ropa absorberá toda el agua, por lo que no quedará suficiente para disolver completamente el detergente.

    Para evitar que esto suceda, debemos dejar un espacio similar al ancho de la mano entre la parte superior del tambor y la ropa.

    Si el espacio entre la parte superior del tambor y la ropa es menor al ancho de una mano, es probable que la lavadora esté demasiado llena. Si ese es el caso, la ropa sucia podría absorber más agua de la necesaria.

    Debes tomar muy en cuenta que las fibras más delicadas y los ciclos de lavado más rápidos requieren una carga más pequeña para permitir que las prendas se muevan, es por ello que, para ropa sintética o delicada, la carga debe ser aún menor para que estas puedan moverse mejor en el tambor. Recuerda también que, a la hora de lavar edredones, mantas… no debemos mezclarlo con la ropa, mejor todo por separado.

    Ahora viene la pregunta importante: ¿Qué lavadora debo elegir según su capacidad?

    Para una casa en la que vives solo o con otra persona, con una lavadora de cinco o seis kilos de capacidad debería de ser suficiente. Si sois dos o tres personas, siete kilos bastarán. Para familias de cuatro personas compensa la de ocho kilos. Y en casas en las que la lavadora tiene que hacer colada para más de cuatro te recomendamos la de nueve kilos de capacidad o mas.

      Por otro lado, nos preguntamos: ¿A que equivale 8kg de ropa?

    En España, solemos tener lavadoras con una carga media de unos 8kg. Y para que tú te hagas una idea de todo lo que puede caber dentro de una lavadora de ese tamaño, hemos creado esta sencilla equivalencia:

    8kg de carga equivalen, por ejemplo, a todas las camisetas de un torneo de fútbol con 6 equipos, pantalones y camisetas de 10 días, camisas para más de un mes o lo que viene a ser lo mismo: 14 pantalones, unas 36 camisetas, increíblemente 60 camisetas/camisas o alcanzando la alucinante cifra de 200 calcetines por cada lavado.

    ¿No creías que tu lavadora diese para tanta ropa verdad? Pues sí, increíblemente es así. Por lo que sería conveniente que siempre tengamos en cuenta las cantidades de ropa, medidas de detergentes necesarias y la capacidad de tu lavadora para tener una colada perfecta.

  • Ventajas de comprar en tiendas online
    Ventajas de comprar en tiendas online
    28 de Febrero de 2017

    ¿Quién no ha comprado alguna vez por Internet? Cada vez son más los usuarios que prefieren comprar en tiendas online en lugar del mercado tradicional. De hecho, el comercio electrónico ha tenido un gran crecimiento en los últimos años y cada vez son más las empresas que prefieren vender sus productos a través de Internet. Según el informe elaborado por la compañía RetailMeNot, las ventas por Internet en España alcanzarán la cifra de 10,81 billones de euros en este año, cantidad que llegará a los 12,81 billones en 2016. Cada español, por su parte, destinará 661,62 euros a compras a través de la red, lo que supone un incremento del 8,9% respecto a 2014.

    ¿Porqué comprar en tiendas online?

    Algunas de las ventajas que tiene en comprar en tiendas online son las de encontrar artículos al mejor precio, ya que puedes comparar en diferentes web de todo el mundo al mismo tiempo, y así ver cual es la más barata. El cliente va buscando esa oferta o gran descuento que, en muchas ocasiones, solo está disponible en la venta por Internet, al ser un mercado más competitivo

    Otro de los factores que incitan al usuario a buscar en las redes ese producto que quiere es la comodidad, el poder realizarlo desde su casa o el trabajo, bien sea por falta de tiempo para desplazarse a cualquier tienda física o simplemente porque les guste ese tipo de comercio.

    Una de las ventajas principales también es la disponibilidad de poder acceder a estas web, ya que están 24 horas, pudiendo comprar a cualquier hora del día sin necesidad de tener que ajustarse a un horario comercial.


    Comprar en tiendas online

    La información detallada que el cliente puede ver a la hora de realizar visitas a las web es un dato fundamental, ya que le permite obtener toda la información que necesite, compararlos con otros productos, o solicitar opiniones de otros usuarios que han comprado anteriormente un determinado artículo o incluso con la competencia.

  • ¿Qué aire acondicionado es mejor para mi hogar?
    ¿Qué aire acondicionado es mejor para mi hogar?
    28 de Febrero de 2017

    Ahora os vamos a explicar que existen diferentes tipos de sistemas de aire acondicionado para nuestro domicilio. Estos equipos se hacen indispensables en aquellas zonas que en verano son muy cálidas y, por tanto, necesitan refrigerar nuestro piso o habitación individual. Si estás pensando en comprarte algunos de estos aparatos, te vamos a explicar los diferentes tipos de aire acondicionado que existen, para que realices la mejor elección según tus necesidades.

    Tipos de aire acondicionado


    Aire acondicionado split

    :

    Estas consolas son las más comunes en la actualidad ya que son las más completas que se comercializan y más económicas. Están compuestas por dos unidades individuales, una interior, que será la que realice la función de climatizar la habitación, y otra unidad exterior, que lleva el compresor. Los dos aparatos van conectados mediante unos tubos a través de la pared.

    Tienen la ventaja de que son muy silenciosos y tienen fácil mantenimiento.

    Estos equipos tienen un panel de control situado en la pared, o bien un mando a distancia, con el que se puede regular la temperatura, elegir entre frío o calor, o la velocidad del ventilador, entre otras funciones.

    Si quieres mirar gran variedad de modelos y comparar precios de split, entra en nuestra web de don electrodomesticos.


    Aire acondicionado de techo:

    Estos aparatos tienen mayor capacidad que las consolas de pared, aunque el funcionamiento es muy similar. Están pensados para oficinas, tiendas o restaurantes, en los que disponen de espacio suficiente para este tipo de instalaciones. Estos equipos tienen una capacidad comprendida entre los 35000 a los 60000 BTU.

    El lado negativo sería que son más ruidosos que el resto y el coste de la instalación sería muy costoso.


    Aire acondicionado portátil:

    Todo el sistema acondicionado iría situado en un mismo aparato con ruedas para poderlo transportar de un lugar a otro sin ningún tipo de problema. Expulsaría el aire frío por las rejillas del equipo y el aire caliente por medio de una manguera que iría al exterior. Una de las ventajas que tiene este tipo de aire sería que no necesita de instalación, simplemente conectarlo a la electricidad y transportarlo a la habitación que quieras refrigerar.


    Aire centralizado:

    Se requiere una instalación mayor, ya que hay que acondicionar todo el piso por el techo de las habitaciones. El coste de estos aires son mayores que el resto, al igual que su consumo. Con estos aparatos se consigue climatizar todo el piso de forma uniforme en todas las habitaciones, por lo que se consigue un mayor confort. El equipo necesitaría otra unidad de aire exterior, que sería por donde expulsaría el aire caliente. La unidad interior, iría colocada en un falso techo o un armario.

    El inconveniente que se puede encontrar sería que habría que instalar los conductos de distribución del aire por el piso, y que no se puede controlar cada habitación de forma individual.


    Tecnología inverter

    Hoy día, la tecnología de estos aparatos ha evolucionado enormemente, haciendo equipos mucho más silenciosos, como por ejemplo con el sistema inverter, que hacen que los compresores sean más eficientes y silenciosos.

    Se basa en un sistema de control electrónico que regula la velocidad de giro del compresor, adaptándose así a las necesidad frigoríficas del espacio donde se encuentra y consiguiendo un ahorro de energía. La máquina se mantendría regulable, controlando la cantidad de gas que dispone el equipo, emitiendo más gas a más velocidad del compresor y viceversa. Este hecho produciría que el aire acondicionado no se pare ni se vuelva a encender constantemente.

    El sistema inverter es muy eficiente, y conseguiremos ahorrar en nuestra factura de la luz a la larga.

    ¿Sabías por qué echa agua el aire acondicionado?

    Alguna vez nos hemos preguntado el motivo de porqué nuestro aire acondicionado echa agua y de donde viene. Pues bien, ese agua la genera la propia máquina del aire, al poner el modo frío, la unidad interior se enfría mucho y se inunda de gas a baja presión, de manera que la humedad se pega en el intercambiador. Esto haría que se convierta en agua, cayéndose a una bandeja del desagüe y expulsándolo por el tubo que va a parar al exterior.

    En definitiva, el agua que se genera es motivo de la condensación que se produce en nuestro aire acondicionado.

    Este hecho se produce sobre todo en verano, ya que hay más humedad en el ambiente que en invierno.

  • ¿Qué campana extractora necesito?
    ¿Qué campana extractora necesito?
    28 de Febrero de 2017

    Las campanas extractoras son aparatos eléctricos que tienen un ventilador inserto y van colocadas encima de nuestra placa o vitrocerámica. Su función principal es la de absorber la grasa en suspensión en el aire, los humos y olores que se generan a la hora de cocinar. Cada vez, es más común encontrar campanas de diseño, que aparte de realizar la función principal de extraer los humos, den un toque moderno y minimalista a nuestra cocina. Ahora tenemos que distinguir los diferentes tipos de campanas según sus características.

    Campana extractora según su funcionamiento

    Se pueden distinguir dos tipos de mecanismo en las campanas extractoras, como veremos a continuación:

    Campanas de succión: Su funcionamiento consiste en la absorción de los gases y olores que se generan enviándolos al exterior por medio de un tubo de salida de humo colocado en la pared. Tiene que incluir una válvula antirretorno para que el humo que absorbe no vuelva de nuevo a la cocina, y sea expulsado al exterior. Sería el tipo de funcionamiento más eficaz.

    Campanas de recirculación o filtro de carbono: Estas campanas no llevarían tubo, si no un filtro por el cual pasarían los gases y olores depurando el aire y enviándolo ya limpio de nuevo al ambiente de la cocina. La ventaja que tiene sería su fácil colocación, ya que no hay que instalar tubo. Por otro lado, el inconveniente reside en su menor eficacia.

    Campanas dependiendo de su forma

    Para saber qué campana debemos comprar, tendremos que valorar primero el espacio que tenemos disponible en nuestra cocina. Son cuatro los tipos de campanas que nos podemos encontrar según su forma:

    Campanas extraibles 

    Estas campanas se encuentras integradas bajo un armario superior de la cocina, por lo que pasan muy desapercibidas. Suelen tener una mejor capacidad de extracción. De ella se extrae otro filtro desplegable quedando así la totalidad de la campana abierta. Son las más habituales y se utilizan en cocinas no muy grandes. Con respecto al resto de campanas, suelen ser las más económicas.

    Para facilitar su uso, se suelen colocar unos elementos de control como unas teclas o interruptor deslizante. Los filtros más utilizados son los de metal.

    El color más habitual en estas campanas extractoras es el acero inoxidable y la superficie lacada.

    Campanas isla

    Son las más modernas y grandes, por lo que necesitan de más espacio que el resto de campanas para su instalación. Se suelen colocar en el centro de la cocina, ya que la vitrocerámica está en mitad de la misma. El diseño de estas campanas son como primas o cilindros. Tienen un precio superior en comparación con las demás.

    Existen campanas extractoras que se encuentran totalmente encastradas a ras de un falso techo de la cocina y se encienden con un mando a distancia.

    Campanas decorativas

    Se trata de las campanas que van adosadas a la pared, de forma horizontal o inclinadas, piramidales o rectagulares. La instalación de este tipo de campana es muy sencilla, conectando el conducto vertical de la campana con el tubo de extracción que hay en nuestra cocina. Por regla general, el color de la campana suele ser de acero inoxidable.

    Grupo filtrante

    Son los encargados de mantener nuestra cocina fuera de humos cuando no tenemos espacio para una campana de más tamaño. Van encajados en nuestro mueble de la cocina, al igual que las campanas extraibles, por lo que ocupan menos espacio que el resto. La diferencia con estas últimas reside en el interior, ya que el motor y los filtros se encuentran dentro de una misma carcasa.

    Características técnicas de las campanas extractoras

    Motores: Hay que considerar que la campana tenga los motores blindados y no de plástico, ya que esto va a impedir que la grasa que entre se adhiera al motor. Por lo general, todas las campanas suelen tener varias velocidades y una capacidad de absorción de 500 a 700 m3/h aproximadamente, según la dimensión de tu cocina y la distancia al exterior.

    Tamaño: Existen diferentes medidas de campanas, con un ancho aproximadamente de 60, 70 o 90 cm. Hay que considerar que el ancho de la campana debe ser como mínimo igual que la vitrocerámica o placa que tengamos en nuestra cocina para tener una mayor capacidad de extracción.

    Nivel sonoro: A máxima potencia, las campanas extractoras suelen emitir entre 70/80 decibelios, y con la potencia más reducida, unos 40 decibelios. Es cierto que cada vez las modelos son más silenciosos que los antiguos, incluyendo algunos revestimientos para aislar el ruido. Se recomienda que las campanas no pasen de 60 decibelios.

    Capacidad de extracción: Debemos tener en cuenta las medidas de nuestra cocina para la instalación de los tubos al exterior y así saber la potencia que debería de tener nuestra campana.

    Aspectos a tener en cuenta

    • Debes evaluar que la capacidad de extracción de la campana sea la óptima para el tamaño de tu cocina.
    • Si tienes una cocina de isla, necesitarás una campana que repose sobre la vitrocerámica, en forma de T invertida o cilíndrica.
    • En caso de tener poco espacio, lo recomendable son las campanas extractoras que van encastradas en el mueble superior de la cocina.
    • Si buscas una cocina de diseño, te interesarán las campanas decorativas.
    • Es considerable examinar el nivel de ruido que pueden tener las campanas extractoras, ya que puede llegar a ser molesto si es demasiado elevado.

    ¿Cómo instalar una campana extractora?

    Para la instalación de campanas extraibles, en primer lugar, si ya teníamos una campana ya instalada y la vamos a sustituir por otra, solo tendremos que desmontarla del hueco y comprobar que las perforaciones que ya tenía sirven para la nueva campana. Si no son válidas, habrá que realizar nuevos agujeros con las medidas correctas.

    La campana debe de instalarse sobre la cocina a de 65-70 cms de altura para que sea efectiva la extracción.

    Tenemos que marcar sobre la pared las medidas de la campana ayudándonos de un nivel para su correcta colocación y quede perfectamente horizontal. La campana suele llevar unos papel cortado para marcar la posición de los agujeros.

    Una vez tenemos indicado las medidas, tenemos que perforar con una broca y atornillar roscalatas dejando sus cabezales a 6 mms de la pared. A continuación, comprobamos colgando la campana sobre los tornillos para ver que las medidas son las correctas y el nivel nos indique que está correctamente horizontal.

    En caso de que tengamos ya un ducto (tubo por el cual sale el humo desde nuestra campana hacia el exterior), se mira que la ubicación coincide con la salida de la nueva campana. Si hay alguna modificación, tendremos que cortar el tubo y perforar el mueble.

    Si tuviese que atravesar el ducto nuestra pared, hay que atravesar el muro realizando un agujero para poder pasar el tubo. Después se rellenaría los bordes con mortero y se deja secar.

    Ahora vendría el montaje de la campana, ubicándola en la posición correcta e insertando el cable eléctrico por la perforación del mueble superior. Se engancharía la campana con los tornillos superiores y se atornillarían los inferiores.

    Por último, se engancharía el ducto con la campana y la salida al exterior.

  • Cómo instalar una lavadora
    Cómo instalar una lavadora
    28 de Febrero de 2017

    Cómo instalar una lavadora? Parece que puede resultar algo complicado porque no estamos acostumbrados a la instalación, pero cualquier persona lo podría realizar sin ningún tipo de dificultad. Con unas sencillas indicaciones, os lo vamos a explicar para que puedan hacerlo sin necesidad de tener que llamar a un instalador para realizar la puesta en marcha.

    Con poco más de media hora, podremos tener en funcionamiento nuestro aparato y seremos unos expertos en instalar una lavadora.


    Pasos para la instalación:


    Tornillos lavadoraCuando tengamos la lavadora en casa, lo primero es quitar la antigua (si es que la tenemos). Recordad que siempre hay que cortar el agua antes instalar una lavadora.


    Retirar los tornillos del transporte

    Todas las lavadoras llevan en la parte trasera 4 tornillos grandes como medida de sujeción para que no se dañe el tambor. Habría que retirarlos con un destornillador o llave inglesa y taparlos con unos tapones de plástico que encontrarás en la caja de tu lavadora.


    Conectarla a la luz y al agua

    instalar una lavadoraLas lavadoras se suministran con mangueras de PVC para conectar la entrada de agua en la parte posterior de la lavadora a válvulas especiales en miniaturas conectadas a las tuberías de la casa.

    Las mangueras se identifican por color – rojo para lo caliente, azul para lo frío. Nota: sin embargo, algunas nuevas lavadoras necesitan una entrada de agua fría.


    Normalmente, un extremo del tubo de entrada de agua se enrosca en un grifo fileteado (como el que aparece en la imagen) y el otro en la toma A de la lavadora.


    Conviene tener cerca un lavabo o bañera en el que apoyar el tubo de descarga de agua.


    Debe estar en suelo plano

    Asegurarse de que la lavadora está nivelada. Tiene unas patas regulables que sirven para que se adapte y tenga la máxima estabilidad. En caso de tener desnivel, podría sufrir daños internos a la hora del centrifugado, ya que se movería de manera continuada.


    Realizar una puesta en marcha

    Hay que realizar una primera puesta en marcha, cuando se ha comprobado que todo esté bien puesto, con un lavado sin detergente y con el tambor vacío. Sirve para comprobar que los mecanismos electrónicos de la lavadora funcionan correctamente.


    No instale, guarde ni utilice la lavadora donde esté expuesta a la intemperie o en temperaturas por debajo de (0°C). El agua que queda en la lavadora después del uso puede causar daños en temperaturas bajas.


  • Sistema de calefacción: Cuál es el más adecuado
    Sistema de calefacción: Cuál es el más adecuado
    28 de Febrero de 2017

    ¿Qué sistema de calefacción es el más adecuado para nuestra vivienda?

    Con la bajada de las temperaturas se hace necesario tener todo listo para calentar nuestro hogar, sin embargo, es considerable saber que tipo de calefacción sería el más adecuado para la vivienda, ya que no todas necesitan el mismo sistema.

    Para elegir cuál sería el mejor hay que tener en cuenta algunos factores, como la ubicación de la vivienda, el clima donde se encuentra, el tamaño y la distribución de la casa, y el número de personas que habitan la cosa, entre otros.

    Tenemos dos tipos de calefacción diferentes, según la fuente de energía (biomasa, geotérmica, solar, eléctrica y gas) o el sistema a partir del cual se obtiene el calor (calderas con radiadores de agua, bombas de aire, convectores, emisores térmicos).


    calefacción de gas

    Este tipo de calefacción es una de las más usadas en las viviendas españolas, ya que no contamina y es una energía limpia y eficaz. Se puede elegir entre tres tipos de combustibles: gas natural, gas propano o gasoleo C, para la calefacción, la cocina y la producción de agua caliente.

    En cuanto al primero, no tendríamos problema en cuanto a su almacenamiento, sin embargo, no llega lejos de las ciudades. Si vivimos en una casa grande o una población pequeña, nos podría interesar el gas propano, ya que tiene una potencia superior al gas natural y parecido al gasoleo C. Su almacenamiento podría ser en pequeños recipientes en el exterior de la vivienda, lo que resulta menos seguro que el gas natural. Por último, el gasoleo C es el más peligroso, ya que hay que almacenarlo en tanques en el interior de la casa, y sería para casas grandes. Este sería el más sucio y contaminante.

    Para el uso de este tipo de calefacción, haría falta la utilización del radiador, que permite un calor homogéneo en toda la casa.


    Calefacción eléctrica por acumulación

    Es una de los sistemas más habituales, debido a su fácil instalación y su seguridad. Cada calefactor eléctrico tiene unas resistencias en el interior, mediante las cuales pasa la electricidad convirtiéndose en calor. Este tipo de calefacción no emite gases contaminantes ni consume oxigeno. Tampoco requiere un mantenimiento, si no una limpieza periódica del filtro de aire.

    El inconveniente de este sistema de calefacción es que la factura eléctrica resulta más costosa que la del gas natural, aunque por otro lado, su instalación es más barata.

    Sería una buena opción para regiones cálidas o para segundas viviendas, donde no se necesita mucha potencia para calentar la casa.

    Convectores

    Este sistema de calefacción se basa calentando el agua mediante un termo. Es recomendado para hogares situados en zonas cálidas. El calor que expulsa se emite por el aire del interior del convector que es calentado mediante una resistencia.

    En cuanto a la instalación, cabe decir que es bastante sencilla, sin necesidad de obra, y con un suministro de agua caliente.

    Uno de los inconvenientes sería el coste de su funcionamiento, ya que es caro, y el consumo que tiene el termo de agua caliente, que aunque no se use, está gastando.

    Emisores térmicos

    También denominados radiadores de aceite, logran expulsar el calor mediante un aceite térmico que se calienta por una resistencia eléctrica blindada de acero. Cada uno de los emisores serían independientes y se pueden enchufar en cualquier lugar sin necesidad de obras, ya que no requiere de calderas ni tuberías.

    Llevan incorporado un termostato que permite programar una temperatura constante e homogénea, consiguiendo así un ahorro de energía considerable. Cuando los apagamos, siguen emitiendo después calor durante un tiempo. Por un lado, son mejores que los radiadores de agua, ya que los de aceite no producen  presión interna, aunque también hay que decir, que si se necesitan varios, quizás tengamos que aumentar la potencia de la luz contratada.

     Radiadores de agua

    Se trata del sistema más utilizado en nuestros país. El calor que se emite se genera a través de la quema de combustibles como el gas natural mediante una caldera situada en un lugar específico y se va distribuyendo por los distintos radiadores mediante el agua.

    El calor que desprende el agua es mayor que el de otras sustancias, por lo que necesita de menos caudal para transportar esa cantidad de calor. La caldera está situada en otra zona, por lo que se airea sin problemas.

    Bomba de calor

    Estos sistemas inverter permiten tener calefacción en invierno y aire acondicionado en verano en un mismo aparato.

    La instalación e inversión se abarata, ya que está en un único sistema. Esta calefacción es más eficiente, ya que consume menos energía hasta que se alcanza la temperatura que se desea.


  • ¿A qué distancia deberías ver tu televisor?
    ¿A qué distancia deberías ver tu televisor?
    28 de Febrero de 2017

    e esconde una verdadera ciencia detrás del placer de ver la tele, así que, si no te quieres perder ni un detalle de tus programas favoritos, ponte manos a la obra y aprende ahora todo lo que necesitas para tener el mejor sitio del sofá y una distancia óptima de visionado.

    Para acertar en esta decisión es necesario que tengamos en cuenta varios factores:

    LCD, Plasma o LED… ¿Qué elijo?

    En el mercado podemos encontrar muchos tipos de formatos de televisión, pero nos centraremos en los más comunes:

    • LCD

    Los LCD son pantallas delgadas y planas formadas por un número de píxeles en color o monocromos colocados delante de una fuente de luz.

    Durante bastantes años han sido las sucesoras de las pantallas CRT, pero debido a su caro coste de fabricación, su mal ángulo de visión y contraste, han ido quedando en el olvido, más aún con la llegada de nuevas tecnologías, que como veremos adelante superan en ventajas a éstas.

    • LED

    Éstos son muy parecidos a los televisores LCD, ya que no son más que un LCD con un panel posterior formado por diodos LED. Sin embargo, pese a sus semejanzas, gozan de mayores ventajas que su predecesor, debido a un menor consumo, un menor peso, mayor contraste, y a una saturación mayor de los colores entre otras.

    Esta tecnología es la más extendida en el mercado hoy día, ya que podemos encontrar desde televisores LED a precios muy asequibles, con una calidad de imagen más que suficiente, a otros no tan asequibles, y con todo tipo de características y mejoras adicionales.

    Últimamente se están fabricando pantallas que van un paso más allá de la tecnología LED,  los televisores OLED. Éstos están basados en diodos orgánicos que generan y emiten luz por sí mismos, al contrario que en los demás en los que la luz procede de un panel. Cuentan con un ángulo de visión, velocidad de respuesta, resolución máxima y brillo excepcionales. Actualmente el único inconveniente que tienen es su precio.

    • PLASMA

    Este tipo de pantallas se suele encontrar en televisores de gran formato (a partir de las 37 pulgadas). Para que podamos ver nuestra serie o película favorita, estos televisores constan de una gran cantidad de celdas diminutas situadas entre dos paneles de cristal que contienen una mezcla de gas neón y argón. Cuanto se estimula a estos gases con electricidad, se convierten en una sustancia fluorescente que emite luz, el plasma. Esto hace que gocen de un altísimo contraste, ofreciéndonos un profundo color negro prácticamente perfecto, a diferencia de otras tecnologías. Estas pantallas están de moda, y casi siempre su mercado se centra en personas adictas al séptimo arte, ya que el realismo en movimientos y color es lo más fiel que tenemos ahora mismo a la realidad.


    ¿La resolución importa?

    En los últimos años, los televisores han crecido en tamaño y aunque lo normal es tener una tele alrededor de las cuarenta pulgadas, también hay modelos de 60, 80 e incluso 100. Por supuesto, también existen de menor tamaño, perfectas para ponerlas en un dormitorio o en la cocina.

    Cada vez se ven mejor, y su resolución está aumentando considerablemente desde hace unos años.

    Los primeros televisores, que ya eran considerados HD, constaban de 1280x 720 líneas (llamados HDReady o televisores 720p). Su resolución con respecto a los últimos modelos es considerablemente menor, con lo que los detalles, y por ello la calidad de imagen se ven afectadas a distancias menores.

    Tras estos primeros televisores nació una nueva tecnología, el 1080p, que doblada en 2 el número de líneas de nuestras pantallas, permitiendo mostrar el doble de definición que éstas.

    Últimamente ha aparecido en el mercado una nueva tecnología, el 4k. Con ella se cuadruplican los detalles ofreciendo una calidad de visionado excepcional.

    ¿A qué distancia debo sentarme?

    La distancia de visionado es muy importante a la hora de escoger bien nuestro televisor. Para ello, tendrás que tener en cuenta tanto la distancia desde la cual la verás, hasta el tamaño de la misma. Con la siguiente tabla os mostramos una forma muy sencilla de calcular la distancia recomendada según estos parámetros.

    ¿A qué distancia debo sentarme?

    La distancia de visionado es muy importante a la hora de escoger bien nuestro televisor. Para ello, tendrás que tener en cuenta tanto la distancia desde la cual la verás, hasta el tamaño de la misma. Con la siguiente tabla os mostramos una forma muy sencilla de calcular la distancia recomendada según estos parámetros.


  • 4 consejos para planchar tu pelo sin que sufra
    4 consejos para planchar tu pelo sin que sufra
    28 de Febrero de 2017

    Si lo primero que echas en la maleta es la plancha del pelo porque te encanta lucir una melena perfecta en todas las ocasiones, en este artículo sabrás todo lo necesario para cuidar y lucir un perfecto cabello liso u ondulado en cualquier situación. Te dejamos estos consejos para planchar tu pelo sin que sufra ningún daño.

    • Seca correctamente tu pelo

    Para conseguir un alisado perfecto, es muy importante secar el pelo por completo. Para que el alisado sea más eficaz, se debe de secar el pelo con la ayuda de un cepillo para empezar a darle forma. No obstante, en el mercado existen planchas especiales que están pensadas para aplicar el planchado con el pelo mojado. Ésto es gracias a que este tipo de planchas tienen programas menos “agresivos” que hacen que la humedad se evapore del pelo sin llegar a dañarlo.


    • Elige una plancha con las placas adecuadas

    Si quieres comprarte una plancha, uno de los aspectos que debes de valorar son el tipo de placas. Las placas anodizadas son más resistentes y duraderas y en las que el calor se distribuye uniformemente. El pelo se desliza con más suavidad que en el resto. Pero no por ello quiere decir que no encontremos otros tipos de placas de igual calidad. La placas de cerámica con turmalina generan, al calentarse, un campo electrico en las partículas del material, provocando un efecto de carga negativo en nuestro cabello, que le dará un aspecto mucho más brillante, saludable y sin encrespamientos. También existen otros tipos de placas, como las de titanio, mucho más recomendables, ligeras y resistentes que las placas de cerámica, pero con un notable incremento en el precio final.


    • Selecciona la temperatura adecuada

    Cada tipo de pelo tiene una temperatura recomendada. La selección de la temperatura es muy importante para evitar el daño en tu cabello por la acción del calor. Es aconsejable seleccionar la temperatura según el tipo de cabello y su estado, los cabellos teñidos se deben tratar con mayor precaución.

    • Divide tu pelo en mechones

    Para que tu pelo quede súper liso, la manera más efectiva es dividir tu cabello en distintos mechones. La anchura de los mechones deberá ser parecida a la anchura de las placas de la plancha para que en una pasada consigas el efecto que necesitas.

    Además de estos 4 consejos para planchar tu pelo, no olvides que al menos una vez por mes es necesario realizarte algún tratamiento reparador para tu cabello. Dependiendo del tipo de cabello que tengas (graso, seco o mixto) deberás de elegir el mejor tratamiento.  Si sigues estos 4 consejos, lucirás una melena lisa y perfecta en todas las ocasiones.

  • Simbología de las etiquetas de la ropa ¿Sabes su significado?
    Simbología de las etiquetas de la ropa ¿Sabes su significado?
    28 de Febrero de 2017

    ¿Cuántas veces has lavado tu ropa sin mirar siquiera la etiqueta? Cada tejido es distinto y necesita cuidarlo de diferente forma. En cada etiqueta aparecen una serie de símbolos que nos indican desde la temperatura de lavado hasta la de planchado.

    Aquí te enseñamos a interpretar estos dibujos adecuadamente para que tus prendas duren como nuevas el máximo de tiempo posible, identificando y diferenciando la información que nos dan dichos símbolos.

    Para comenzar, podemos encontrar diferentes formas sencillas, cada una con su significado:

    • Cubeta: lavado con agua
    • Cuadrado: secado
    • Plancha: planchado
    • Triángulo: blanqueadores
    • Círculo: limpieza en seco

    Una vez tengamos una noción muy básica de lo que significa cada forma, existen aún más representaciones con las que indicarnos, qué se puede y no se puede hacer.

    Símbolos de Lavado

    Los siguientes símbolos nos indican si el lavado se debe efectuar a máquina o a mano, de forma delicada o una velocidad alta o baja. Si aparecen números dentro de la cubeta, indica la temperatura a la que se debe lavar como máximo, es decir, si aparece un 60, quiere decir que esa prenda no puede ser lavada a más de 60 grados ya que su tejido perdería calidad y terminaría estropeándose. Igual pasa con la delicadeza, que está representada, según el nivel de protección que necesite, con líneas bajo la cubeta.


    Símbolos de Secado

    Podemos diferenciar tres configuraciones distintas en este apartado. La temperatura, que se representa con puntos, la delicadeza de la prenda representada con lineas bajo el cuadrado principal, y las condiciones de secado con símbolos y líneas dispuestas de forma distinta. Con esto podremos saber que necesita nuestra prenda para un secado perfecto.


    Símbolos de Planchado

    Con respecto al planchado, su simbología nos indica, desde la temperatura, hasta si podemos usar vapor para planchar nuestras prendas. La temperatura está representada por puntos que aparecen en el interior del dibujo de la plancha, teniendo como temperatura máxima si aparece un solo punto 110ºC, dos puntos 150ºC y tres puntos una temperatura máxima de 200ºC. También encontramos una equis enorme cruzando el dibujo, lo cual nos indica que el tejido no admite su planchado.


    Símbolos de Blanqueadores

    Con esto podemos saber si es posible el uso de blanqueadores, y por tanto si nuestra prenda es resistente a estos productos o dañarían el tejido con su uso. La simbología que acompaña al símbolo principal representado por un triángulo, es muy similiar a los otros símbolos, siendo una equis la que indica que la prenda no es apta para el uso de blanqueadores, “CL” para indicar que solo se pueden usar blanqueadores de cloro o lejía y varias líneas internas que nos indican que sólo pueden usarse blanqueadores de oxígeno.


    Símbolos de limpieza en seco

    Aquí podemos ver los símbolos relacionados con la limpieza en seco, que nos permiten saber si la ropa permite la utilización de disolventes en su lavado seco o si admite algo de humedad en la limpieza. Está representado por un círculo con simbología que va desde letras (A para indicar que se puede lavar con cualquier disolvente, F solo con hidrocarburos y P con cualquiera excepto tricloroetileno), hasta líneas (para ropa delicada, muy delicada, limpieza con humedad, a baja temperatura…).


  • 7 trucos para ahorrar en calefacción
    7 trucos para ahorrar en calefacción
    28 de Febrero de 2017

    Finalmente llegó el frío, y aunque podamos pensar lo contrario, el invierno es una buena época para ahorrar en nuestra factura eléctrica y de gas. Pues a diferencia del verano que, dependiendo de dónde vivas el aire acondicionado es prácticamente obligatorio, en invierno, hay varias maneras de mantenerse caliente en casa sin poner en marcha la calefacción.
    Encontrar alternativas más económicas para mantener nuestra casa caliente es esencial si queremos disminuir los gastos que se disparan en estas fechas. Si no quieres abusar de la calefacción, tienes que acondicionar tu hogar para mantener el calor e impedir la entrada del frío. Así que toma nota de estos 7 consejos con los que seguro lograrás calentar tu casa, consiguiendo una temperatura agradable y un hogar más acogedor.

    1. Persianas y Cortinas

    Bloquear las corrientes de aire es el primer paso para mantener la temperatura de tu hogar, ya que las corrientes en invierno pueden bajar la temperatura hasta en un 100%.
    Durante el día mantén abiertas persianas y cortinas para dejar que entre la luz y el calor del sol, y durante la noche ciérralas para evitar que el calor se escape.

    2. Ventanas de doble acristalamiento

    Si piensas hacer una reforma en casa, una de las mejores opciones es optar por ventanas con doble acristalamiento. Solo con esta elección podemos llegar a ahorrar directamente más de un 10% en la factura de la calefacción. Si no tuviésemos o no nos lo pudiésemos permitir, ¿por qué no fingirlo? Hay una lámina especial que se puede colocar en ventanas de un solo cristal e imitan el mismo efecto. Puedes unir la lámina al marco de la ventana usando cinta adhesiva de doble cara y luego fijarla con un secador de pelo.

    3. Carpinterías de madera o PVC

    Además del doble acristalamiento de las ventanas, la madera y el PVC son materiales que proporcionan un buen aislamiento. Si notas que aún teniendo cerradas las ventanas entra el aire, también puedes colocar burletes.

    4. Cerrar las puertas

    Puede parecer obvio, pero la forma más barata y más fácil de evitar la pérdida de calor de su casa es simplemente cerrar las puertas de las habitaciones que no utiliza. Esto crea otra barrera entre una ventana y su fuente de calor, y evita que el aire circule más de lo que deseas.


    5. Saca tus alfombras

    Aparte de ser un elemento decorativo muy útil y dar sensación de comodidad a tu hogar, las alfombras tienen la capacidad de retener el calor de la habitación, además de reducir notablemente su pérdida que se produce principalmente a través del suelo.


    6. Ventiladores de techo

    Puede sonar extraño, pero un ventilador de techo también puede ser útil para calentar tu hogar. El aire caliente sube hacia arriba y el ventilador de techo es una excelente forma de bajarlo. Cambia la orientación de las aspas y prográmalo al mínimo para que mueva el aire. De este modo, el aire caliente se desplaza lateralmente, baja por las paredes hacia el suelo y vuelve a subir por el centro del ventilador.

    7. Bolsa de agua caliente y ropa de de invierno para tu cama

    Esto no te va ayudar a mantener caliente tu casa, pero vas a conseguir calentar la cama y evitar ese frío momento al irte a dormir. Además, de usar una bolsa de agua caliente cuando estás relajado en el sofá, puedes dejarla en tu cama poco antes de acostarte, de este modo la cama estará caliente cuando vayas a dormir. También puedes vestir tu cama con sábanas de franela y mantas más gruesas.

  • 8 formas de ahorrar energía con tu frigorífico
    8 formas de ahorrar energía con tu frigorífico
    28 de Febrero de 2017

    El electrodoméstico que más usamos en casa es, sin duda, el frigorífico y este precisamente es el responsable de más del 25% del consumo energético en nuestros hogares. Conseguir reducir dicho consumo, sin que ello repercuta en el funcionamiento del mismo, es una de las mejores recetas para ahorrar en la factura de la luz.

    Y es que el frigorífico no es que sea el electrodoméstico que más consuma, pero es el único que está encendido las 24 horas los 365 días del año. A continuación, vamos a mencionar una serie de consejos que os ayudarán a reducir el consumo eléctrico del frigorífico.

    1. Elige bien en la clase energética

    Escoger un electrodoméstico con una clasificación energética A, pudiendo ser de hasta A+++ siempre es una elección de ahorro a medio y largo plazo ya que cuantas más “+” tenga, mayor será nuestro ahorro, pudiendo llegar hasta un 60% extra en tu consumo energético, lo que se puede traducir en hasta más de 450€ al año.

    2. El tamaño influye

    No os dejéis impresionar por un gran tamaño a la hora de comprar un frigorífico y escoged siempre un modelo adecuado a vuestras necesidades. Por cada 100 litros de capacidad, el consumo aumenta unos 120kW/año, es decir, unos 14,3€/año.

    3. Estado del frigorífico

    Si ya han pasado algunos años desde que lo compramos sería conveniente asegurarnos de que está en perfectas condiciones. El mal funcionamiento del mismo es el principal causante de un consumo excesivo.

    Por ejemplo, las juntas de goma del frigorífico se deterioran con el paso del tiempo, una buena forma para comprobar si la puerta cierra herméticamente es la de colocar un papel entre la goma y el frigorífico, si puedes sacar el papel fácilmente estando la puerta cerrada necesitará un ajuste.

    4. ¡Llénalo sin miedo!

    Un frigorífico lleno (al menos 2/3), consume menos que uno vacío, ya que la cantidad de aire caliente que puede entrar es menor. Esto se debe a que los alimentos retienen más frío que el espacio libre.

    Tampoco es necesario llenarlo en exceso, sino disponer de los alimentos que necesitemos. Si te vas de vacaciones, puedes llenar tu frigorífico con botellas de agua, por ejemplo.

    5. Coloca los alimentos en el sitio adecuado

    Si quieres ahorrar energía y conservar adecuadamente tus alimentos, debes usar correctamente las diferentes zonas de temperatura de tu nevera. El modelo de almacenado más eficiente sería el siguiente:

    Puerta: Aquí pondremos alimentos como leche, huevos, mantequilla, bebidas, salsa de tomate, etc que no precisan temperaturas demasiado bajas irán en la zona de la puerta de apertura porque es la parte menos fría.

    Parte superior: Es la menos fría, por tanto es ideal para lácteos y embutidos puesto que las las temperaturas oscilan entre los 4 y 5 ºC. Aquí también se pueden almacenar las sobras, los alimentos ya cocinados y aquellos productos en cuya etiqueta figure “una vez abierto, consérvese en frío”. El queso y otros productos lácteos deben guardarse bien envueltos en esta zona, menos la leche, que resulta más práctico guardar la leche en la puerta de la nevera para tenerla al alcance de la mano.

    Parte inferior: La carne cruda y el pescado son los más perecederos y uno de los más peligrosos desde el punto de vista de la seguridad alimentaria. Por esta razón, deben guardarse en la zona más fría de la nevera (unos 2 ºC), que suele ser la que queda por encima del cajón de las verduras. Además, con esto se evita que sus jugos puedan gotear sobre otros alimentos.

    Cajones: Las frutas y las verduras deben ir en los cajones (a unos 10ºC), porque las bajas temperaturas pueden deteriorarlas.

    Por supuesto, no abras la puerta del frigorífico sin necesidad: cada vez que lo hacemos sube la temperatura del interior, por lo que gastará nuevamente energía para conseguir recuperar la temperatura hasta un nivel óptimo.

    6. Instalación / Colocación

    Es muy importante elegir el sitio más adecuado y evitar que la luz solar incida directamente, cosa que obliga a trabajar innecesariamente al frigorífico. Lo mismo se puede aplicar a fuentes de calor externas, ya sea el horno, un radiador o lavavajillas; cuanto más lejos, ¡mejor!

    Comprueba que no haya nada que obstruya la parte trasera del frigorífico. El aire caliente debe poder salir, de lo contrario se calentaría y consumiría más energía.

    7. Descongela tu frigorífico regularmente

    Descongelarlo de vez en cuando asegura un constante y eficiente enfriamiento con un consumo moderado. Si en un compartimento hay escarcha, esta es lo que se enfría primero (en vez de los alimentos), cosa que obliga al frigorífico a realizar un sobresfuerzo para enfriarlo y un consumo mayor de energía (y dinero extra). Afortunadamente, muchos modelos nuevos de frigoríficos incorporan un sistema automático de descongelado.

    8. Selecciona la temperatura óptima

    No fijes la temperatura en un valor demasiado bajo. La temperatura óptima de un frigorífico es de 7º Celsius, mientras que la temperatura de un congelador no debe estar por debajo de los -18º Celsius. Puedes controlar fácilmente las temperaturas de la nevera y el congelador colocando dentro un termómetro común.

    Ya no tiene excusas para ahorrar energía y por tanto dinero con estos trucos buenos, bonitos y baratos

  • 10 consejos para alargar la vida de tu lavavajillas
    10 consejos para alargar la vida de tu lavavajillas
    28 de Febrero de 2017

    Sin duda el lavavajillas es cada día más habitual verlo en los hogares, siendo algo relativamente novedoso, tenerlo es algo normal hoy en día. Es el superhéroe de la limpieza y seguro que te sacó una sonrisa de felicidad cuando entró por la puerta. Recuerda como era: limpio e impoluto, así es como queremos que lo conserves. Por eso te vamos a dar algunos consejos para alargar su vida y mantenerlo como el primer día.  Si todavía eres de los que no tienen uno de estos salvavidas, no sabes lo que te pierdes.

    1. El uso frecuente mantiene su limpieza

    Si lo usas con frecuencia, te asegurarás de mantenerlo limpio durante más tiempo (parece lógico, ¿verdad?). En caso de largos periodos sin usarlo, te recomendamos realizar un prelavado  sin vajilla para eliminar residuos y suciedad acumulada.

    2. Eliminar los malos olores  

    Existen numerosos productos en el mercado para eliminar los olores desagradables del lavavajillas que van apareciendo con el tiempo. Estos productos suelen ser caros. Te proponemos 

    una alternativa muy económica: puedes usar los polvos de bebida tang. Introduce estos polvos en el hueco para la pastilla e inicia el programa de lavado sin vajilla. ¡Funciona de maravilla!

    3. Elimina la cal con vinagre de manzana

    El vinagre sirve para casi todo: limpieza, antiséptico, ecológico y barato. En nuestro lavavajillas lo podemos usar para eliminar la cal. Puedes echar un vaso de vinagre blanco ( o de manzana) a los 10 minutos del lavado (debe estar vacío) y tendrás un resultado estupendo.

    4. Restos de comida fuera

    Para asegurarte de no acumular suciedad en tu lavavajillas es recomendable eliminar los restos de comida de la vajilla. Simplemente pasa un papel de cocina por el plato o la sartén que hayas usado (así ahorramos agua).

    5. Mantener limpios los lavavajillas blancos

    Si tienes un lavavajillas blanco seguramente haya perdido parte de su esplendor exterior. Puedes usar una mezcla de agua caliente con bicarbonato para su limpieza exterior. Recuperará su blancura y te sorprenderá.

    6. Ajustar la sal y el abrillantador

    Si ajustas el nivel de sal y del gel abrillantador también podrás prevenir la acumulación de sal en tu lavavajillas.

    7. Abre la puerta después del lavado

    Para evitar la acumulación de moho es recomendable esperar que termine el secado total de la vajilla y deja abierta la puerta durante media hora.

    8. Limpiar los brazos giratorios

    En los brazos superior e inferior se suelen acumular restos y genera cierta sensación de suciedad. Suelen ser fáciles de quitar y basta con pasarlos por el grifo.

    9. Mantener limpio el filtro

    Puedes usar vinagre para limpiar el filtro y enjuagarlo. Usa un cepillo para eliminar los restos y deja que se seque.

    10. Usa productos recomendados por los fabricantes

    No todos los productos de limpieza que existen en el mercado son adecuados para nuestro lavavajillas. Te recomendamos usar productos indicados por el fabricante de tu lavavajillas.

    Si quieres mantener tu lavavajillas como el primer día, no te olvides de seguir estos consejos

  • Día de Reyes
    Día de Reyes
    4 de Enero de 2017

    La nueva empresa " Don Electrodomésticos  " colaborará acompañado al rey baltasar,  para que los niños disfruten ese maravilloso día. Feliz día de reyes!

  •  Sí, puedes meter tu abrigo en la lavadora, pero con el truco de las pelotas de tenis Nuestra ropa d
    Sí, puedes meter tu abrigo en la lavadora, pero con el truco de las pelotas de tenis Nuestra ropa d
    24 de Diciembre de 2016

    En España, según una encuesta de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), se ponen una media de tres lavadoras a la semana. Con la llegada del invierno las coladas semanales se complican porque empiezan a aparecer prendas de lana o de tejidos que nos hacen dudar antes de lanzarlos al tambor de la lavadora, especialmente si tenemos en cuenta que, según ese mismo estudio, un 37 % jamás lava sus prendas a mano. Así que nos encontramos con chaquetas, abrigos, jerséis e incluso mantas y nórdicos que nos miran impertérritos mientras nos preguntamos cómo lavarlos y cada cuánto tiempo. Aquí tienes todas las respuestas.

    Sí, los abrigos no se limpian solos: hay que lavarlos

    Reconócelo: hace cuánto no lavas ese abrigo que te pones en cuanto bajan las temperaturas. ¿Dos años? ¿Tres? ¿¡Desde que te lo compraste, hace cinco años!? Aunque estés convencido de ello, no, los abrigos no se limpian solos. “Un abrigo conviene limpiarlo una vez al año. Incluso aunque aparentemente no tenga machas visibles. Hay que quitar los olores y las manchas que tapa el color oscuro del tejido", apunta Juan Carlos Mas, presidente de la Federación Española de Tintorerías y Lavanderías (FETYL)

    Voy a lavarlo ahora, que empieza el frío. ERROR

    Y ahora viene lo bueno: hay que lavarlo al terminar la temporada de invierno, en marzo o abril. "Es un error dejar la limpieza para cuando empieza el frío con la idea de utilizar el abrigo recién limpio. Los olores y las manchas que pueda tener, cuanto más tiempo pasen en un tejido, más complicado será sacarlos después. Si dejamos un abrigo todo el verano sin lavar solo conseguiremos que el olor y la suciedad se extiendan, persistan y sea más difícil eliminarlos”, explica tajante Juan Carlos Mas. Pero ¿cómo se lava un abrigo?

    "Es un error dejar la limpieza para cuando empieza el frío. Los olores y las manchas que pueda tener, cuanto más tiempo pasen en un tejido, más complicado será sacarlos"

    Abrigos de lana

    ¿Puedo meter mi abrigo de lana en la lavadora, así, a lo bestia? La respuesta es sí, pero no a lo bestia. Hay que tomar alguna precaución. Antes de meter el abrigo en la lavadora es aconsejable quitar las pelusas. Cómo. Enrolla en tu mano un poco de papel de celo o de papel adherente de embalar y presiona por todo el abrigo. ¿A que tenía mucha porquería?

    Ya lo tenemos listo para meterlo en la lavadora. Lo primero que hay que tener en cuenta es que vamos a lavar una prenda delicada, así que hay que olvidarse las rutinas del lavado normal. Importante poner el programa adecuado. La mayoría de las lavadoras tienen un programa específico para la lana. En el detergente, igual procedimiento: comprar el adecuado para este material. La temperatura, máximo 30 grados. No conviene utilizar suavizante, ya que puede deteriorar el abrigo.

    Isabel Romo, directora de operaciones de las tintorerías 5àSec, nos da algunos consejos: “No llenar la lavadora más de la mitad. Así se evita el roce y que se formen las temidas bolas de lana. Además, es importante saber que la lana conserva la forma al secarse por lo que debemos extender la prenda manteniendo su aspecto original y sin arrugas". ¿Y después? “Se debe guardar con una funda, a ser posible de tela (las venden entre 4 y 10 euros), y que nunca esté cerrada para evitar que coja humedad. Conviene que transpire, a menos que se guarde al vacío”, sostiene Juan Carlos Mas.

    Con mis propias manos

    Si se quiere una solución más profesional (y cara) que la lavadora, están los centros especializados donde se lavan en seco. Otra alternativa (eso sí, más laboriosa) es lavarlo a mano, siempre en agua fría o tibia y con un detergente recomendado para el tejido de la prenda. ¿Otro método para lavarlo a mano? Toma nota. Colocar el abrigo extendido, por ejemplo sobre una mesa. Poner en un cazo agua caliente con un chorrito de amoniaco. Después, mojar una bayeta limpia en el agua caliente con amoniaco, escurrirla y pasarla por todo el abrigo. ¿Y el olor al amoniaco? No hay que preocuparse, ya que desaparecerá cuando se seque.

    Abrigos de plumas o nórdicos: el truco de la pelota de tenis

    Cuando nos enfrentamos a un plumífero (o un nórdico) el proceso de lavado incorpora un elemento sorpresa: pelotas de tenis. Lo explica Jolie Kerr, la autora del blog Ask A Clean Person. "Se trata de introducir en la lavadora, junto al plumífero, un par de pelotas de tenis. Por qué. Las pelotas golpean el abrigo y hacen que se mueva e impiden que se hagan pliegues, arrugas y que se apelmace la prenda. Con este golpeo las plumas queden más esponjosas". "Además, los centrifugados deben ser muy cortos para que las plumas no se queden duras”, asegura Romo.

    Bien, ya se ha lavado y hemos conseguido que no se arrugue gracias a las pelotas de tenis. Ahora hay que secarlo. “La pluma, si no queda bien seca, huele. Se puede secar al aire, pero es difícil que vuelva a su volumen original”, explican los especialistas. ¿Entonces? "Lo mejor es hacer uso de una secadora", concreta.

    Y con las mantas, qué

    Los inviernos no serían lo mismo sin ese planazo tan de domingo de película, sofá y manta. Pero ¿cómo las lavamos? Si son de lana, las trataríamos igual que los abrigos de este tejido. Si, como es más habitual actualmente, son sintéticas, nos encontramos de nuevo ante las dos opciones; dejar a los profesionales, algo recomendable especialmente si son mantas de gran tamaño, o lavarlas en casa. Si escogemos esta última opción y lo hacemos en la lavadora es preferible hacerlo con agua tibia -como máximo a 30º- y, sobre todo, hay que tener cuidado con el centrifugado: no debe ponerse a demasiadas revoluciones por minuto. Lo normal es 800 rpm; si la manta es pequeña y sintética podrá ponerse a 600 u 800; pero si es grande tendrá que ser a menos, dependiendo del tamaño.

    Como último paso, lo mejor es dejar secar al aire. Una vez seca, lo ideal sería guardarla envasada al vacío (venden unas bolsas especiales: 10 unidades, 20 euros), lo que reducirá considerablemente su espacio y asegurará que el próximo invierno esté perfecta justo el mismo día en que, después de una feroz resistencia, nos demos cuenta de que el frío ha llegado para quedarse.


  • Extensión Garantía 5 años Fagor para el año 2017
    Extensión Garantía 5 años Fagor para el año 2017
    24 de Diciembre de 2016

    Desde Edesa Industrial comunicamos que durante el año 2017 seguiremos con la extensión de la Garantía 5 años para los modelos de catálogo de Línea Blanca de la marca Fagor.

    El enlace a la garantía de 5 años es el siguiente:

    http://www.fagorcnagroup.com/formulario/index.php

  • 22 consejos prácticos para reducir la factura de la luz con ayuda de tus electrodomésticos
    22 consejos prácticos para reducir la factura de la luz con ayuda de tus electrodomésticos
    12 de Diciembre de 2016

    Llega la Navidad y con ello los días de frío.   Son fechas de comidas familiares, regalos, planes de peli y manta, etc. Y todo esto a final de mes se traduce en un aumento en las facturas.

    Sabemos que la factura de los Reyes Magos no nos la quita nadie, ¿pero la de la luz? Hemos hecho un estudio sobre pequeños cambios cotidianos que pueden ayudar a reducirnos hasta un 50% de la factura de la luz.

    Climatización

    • Aísla tu casa, un espacio bien cerrado evitará la pérdida del calor de la calefacción.
    • Si tienes radiadores en tu casa púrgalos de forma periódica.
    • La tarifa de luz nocturna es más barata, ¿por qué no aprovechamos esta tarifa para calentar la casa y así en el día nos ayudamos del calor solar y de una menor necesidad de calefacción?
    • Si te ves capaz , baja dos o tres grados de la calefacción; ahorrando un poquito con cada electrodoméstico conseguimos una gran mejoría en la factura.

    Lavadora

    • Usa programas de baja temperatura. La mayoría de las veces echamos la ropa a lavar y no es porque tengamos una mancha, por lo que, si es el caso, no son necesarias las altas temperaturas.
    • Limpia regularmente el filtro de la lavadora y realiza un mantenimiento periódico de tu lavadora. Si nunca lo has hecho o no estás convencido de hacerlo bien, te dejamos las claves para el buen funcionamiento de tu lavadora.
    • Intenta poner la lavadora cuando esté realmente llena. Aunque muchas veces queremos tener limpio ese jersey que tanto nos gusta y sea un poco difícil, por lo menos intenta utilizar, para estos casos, los programas de media carga.

    Lavavajillas

    • Si tu lavavajillas tiene programa ECO ¡Utilízalo! Verás un ahorro considerable tanto en la factura de agua como en la de la luz.
    • Limpia el filtro con regularidad. Si no lo has hecho nunca muchas veces es mejor cambiarlo, puesto que no podremos dejarlo tan limpio como debiera estar.
    • ¿Lavo a mano o uso el lavavajillas? Entre lavar todo lo que nos cabría en un lavavajillas y utilizar dicho electrodoméstico… ¡No te lo pienses! Ahorrarás alrededor de un 40% respecto a si lo haces a mano.
    • Intenta aprovechar el volumen de tu lavavajillas. Es como todo, si en el punto anterior te decíamos que salía mejor el lavavajillas, también te decimos que si solo tienes que fregar tu plato y tu vaso…. ¡Te puedes ir poniendo los guantes!

    Nevera y congelador

    • Colócalo en lugares lejos de fuentes de calor. No pongas la nevera al lado del horno, no pongas un helado al sol.
    • Mantén la parte de atrás de dichos electrodomésticos limpia y con espacio para que el ventilador haga bien su función. De lo contrario, necesitará mucha más energía para conseguir refrigerar.
    • No dejes mucho tiempo la nevera abierta, "que se escapa el gato". Cuando dejamos mucho tiempo la nevera abierta, la temperatura empieza a aumentar y necesitará hacer un sobresfuerzo para volver a coger su temperatura.
    • Si quieres meter un alimento que acabas de cocinar, deja primero que se enfríe a temperatura ambiente, de lo contrario, lo único que conseguiremos es que aumente la temperatura de nuestra envera o congelador.

    Horno

    • Si tienes un horno convencional, utiliza la balda de arriba para conseguir una mayor concentración de calor.
    •   Éste tipo de horno funciona a base de aire y favorece la distribución uniforme de calor.
    • Evita abrir la puerta del horno cuando está funcionando a no ser que tengas que comprobar el punto de tu bizcocho o tendremos que gastar energía innecesaria en volver a coger la temperatura del interior.

    Placas de cocina

    • Si tienes vitrocerámica o tienes una cocina eléctrica, puedes aprovechar el calor residual apagándolo unos minutos y terminar de cocinar con dicho calor.
    • Si tapamos las cazuelas conseguiremos conservar mejor el calor.
    • Cuanta menos agua utilicemos para cocinar menos tendremos que calentar, más ahorro para ti.
    • Coloca la sartén/olla en el lugar para calentar que tenga el mismo tamaño que la base.

  • Pasión turca por los electrodomésticos
    Pasión turca por los electrodomésticos
    10 de Diciembre de 2016

    Tras una década en España, Beko es la tercera que más unidades de gama blanca vende y prepara una gran ofensiva comercial

    Algunos nunca han oído hablar de ella, pese a que, en cada partido del FC Barcelona, su nombre brilla en la manga izquierda de la camiseta azulgrana. Aunque ídolos mundiales como Messi, Neymar o Piqué aparecen en sus anuncios, a la marca turca de electrodomésticos Beko solo la conocen uno de cada cuatro españoles. Una cifra que la empresa está decidida a aumentar con grandes inversiones en marketing y campañas publicitarias. Tras una década en el país, la firma se ha puesto como meta lograr que el usuario final los identifique con facilidad. Algo que, sin embargo, no parece haber sido un impedimento para crecer: la compañía ha conseguido ganar terreno en el sector de gama blanca y escalar desde la posición número 23 en unidades vendidas que ocupaba en 2008 hasta la tercera en la actualidad.



  • La apuesta por reciclar llega a los pequeños electrodomésticos
    La apuesta por reciclar llega a los pequeños electrodomésticos
    10 de Diciembre de 2016

    Las fiestas navideñas están asociadas a los regalos y más de uno aprovecha para obsequiar a sus seres queridos con algo útil, como algunos pequeños electrodomésticos tipo secador del pelo, una plancha o una maquinilla de afeitar. En muchas ocasiones, tras recibir los nuevos se tiran los antiguos sin tener en cuenta que estos electrodomésticos, al igual que las lavadoras, los frigoríficos o los lavavajillas, se pueden reciclar si se depositan en el lugar adecuado.

    Para potenciar un correcto reciclado de estos productos, la Federación Andaluza de Electrodomésticos, puso en marcha en septiembre la campaña «La naturaleza no necesita que le echemos ningún cable» para impulsar y fomentar entre los comercios asociados la correcta recogida de este tipo de residuos y su posterior reciclado.

    La campaña, promovida por la Consejería de Medio Ambiente, se inició con el reparto de 400 contenedores de color naranja entre los comercios adheridos, donde los ciudadanos podrán depositar esos pequeños electrodoméstico, desde planchas a secadores de pelo, tostadoras, ventiladores, para correcta descontaminación y reciclaje. El objetivo es llegar a distribuir 800 de estos contenedores y contribuir así a incrementar la cuota de de recogida de los pequeños aparatos eléctricos en Andalucía.

    Por lo que respecta a los electrodomésticos de mayor tamaño hay que recordar que en su precio se incluye la tasa de reciclaje, por lo que el comercio tiene la obligacion de retirar el viejo y trasladarlo a un lugar donde tenga un adecuado tratamiento.

    Actualmente, en Andalucía se recogen una media de 2 kilos de estos aparatos por habitante, muy lejos aún de la recomendación europea de alcanzar los 4 kilos. Entre junio y septiembre se habían recogido más de 4 millones de kilos, es decir, 64.000 aparatos de este tipo.